Sólo las reformas bien planificadas cumplen con las expectativas. Nuestra estrategia garantiza una reforma de calidad y la comodidad para el cliente.

  • Escuchar. Nos encargamos en persona de conocer al detalle las reformas que quieren hacer en su vivienda
  • Medir. Tomamos personalmente las medidas del espacio a reformar
  • Proyecto. Toda reforma debe ser planificada con detalle. El cliente podrá modificar cualquier detalle del proyecte que no le agrade.
  • Presupuesto. Confeccionamos un detallado presupuesto de la reforma para que el cliente tenga claro lo que vamos a hacer y el coste de cada acción.
  • Licencias. Nos encargamos de gestionar todas las licencias de obras, residuos, y demás permisos para comodidad del cliente.
  • Control. Todos los días visitamos las obras de reforma con el fin de verificar la calidad de las mismas y el cumplimiento de los plazos estipulados.
  • Limpieza. Queremos que empieces a disfrutar de tu vivienda reformada en el mismo instante en el que te entregamos las llaves.

Sabemos que es improbable, pero si algo falla, contamos con un servicio integral de postventa y garantía.